Lo que encontré

El fin de semana pasado, mi esposa y yo decidimos cambiar de lugar muchas cosas en nuestra casa, debido a que un cambio de orden de vez en vez es algo bastante necesario y positivo, ya que hacer esto de alguna manera marca un nuevo comienzo de las cosas.

Al estar reacomodando un sofá cama, encontré, en un closet cercano, un saco perteneciente a mi abuelito, un saco rojo lleno de medallas en el lado izquierdo del pecho, donde se encuentra el corazón, en el lugar preciso donde los militares ponen sus medallas.

Este no es un saco que nunca hubiera visto en mi vida, sino uno que había visto a mi abuelito utilizar algunas veces, cuando iban a cenas y a eventos importantes, algo que le hacía ver distinto a todos a su alrededor y que iban perfecto con su aspecto físico y le quedaba todo natural.

Cuando vi este saco lo tomé y examine las medallas que no veía hacia ya mucho tiempo y pude ver que todas excepto una eran medallas de la Segunda Guerra Mundial, algo por supuesto invaluable para mí, debido a mi fuerte inclinación ante los procesos de esta naturaleza.

Decidí entonces investigar sobre cada una de estas medallas para saber un poco del silencio de mi abuelito, a quien no le gustaba hablar mucho sobre sus años en la guerra mundial.

Debo decir que él se enlistó a los 18 años como voluntario en la Real Fuerza Aérea Británica, cuando vio que la guerra con la Alemania Nazi era inevitable y sabía también que el momento habría de llegar de enfrentar a los alemanes de la misma manera que lo hizo su padre, mi bisabuelo, de 1914 a 1917, cuando combatió en la Primera Guerra Mundial en la Caballería de la Reina, donde se enfrentó a caballo a la guerra moderna de gas tóxico, ametralladoras, artillería explosiva y al final contra los tanques, participando así en la última intervención de la caballería en la historia de la guerra.

Recuerdo preguntarle a mi abuelito, quien falleció cuando yo tenía 28 años, por qué se hizo voluntario en la fuerza aérea y no en otra rama de las fuerzas armadas, a lo que me contestó que hizo eso debido a que con su altura (medía 1 metro 96 cm) sería un blanco fácil a los francotiradores alemanes, por lo que tendría mucho mejor desempeño en el aire.

Debido a su altura, no pudo pelear en los aviones caza, ya que no cabía, por lo que fue trasladado al  “Bomber Command”, cuya misión era bombardeo de blancos enemigos en tierra y en mar.

Cada una de las medallas que encontré describía su misión en el Atlántico Norte; Francia y Alemania; África; Asia y muchos territorios en el Mediterráneo.

Aunque fue un verdadero honor el saber de esas misiones, lo que más me llegó fue el entender que algún día mi abuelito y mi bisabuelo dejaron su hogar y familias para pelear en las dos guerras más grandes de la historia del mundo.

¡Pero por qué no puedes estar quieto!

Uno de los mayores retos que llegamos a enfrentar quienes hemos estado al frente de un aula y, por supuesto, muchos padres de familia, es a ese niño, o grupo de niños, que simplemente no para.

Si es momento de sentarse y atender a una explicación, él o ella se mueve en la silla, se pone de pie un momento, mira lo que hace o escribe su compañero; en fin, todo menos atender.

Si se trata de tomar turnos para responder u opinar, este alumno interrumpe a quien tiene la palabra o contesta lo primero que se le ocurre, aunque no tenga nada qué ver con el tema que se trata.

Y más difícil aún si se trata de una actividad extra-clase, o que no se lleva a cabo conforme a las reglas habituales. Entonces lo tenemos yendo de un lado a otro del salón, para ver qué hace cada equipo, o debemos estar todo el tiempo tras él, si se trata de una actividad fuera del aula.

En fin, podría enumerar muchas otras situaciones, en las que un niño o niña con hiperactividad logra sacarnos de quicio y nos mueve a exclamar: “¡Pero por qué no puedes estar quieto!”

Pues bien, las ciencias de la conducta han desarrollado una explicación para este difícil comportamiento, en el que, efectivamente, el niño no tiene la capacidad de dominar sus impulsos. Este problema recibe el nombre diagnóstico de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Nuestro cerebro guarda un tiempo de espera entre el momento en que recibe un estímulo externo y el envío de una orden de respuesta o reacción. Cuando alguien, por ejemplo, nos hace una pregunta, tomamos un tiempo para recordar o inferir la respuesta, por más sencilla que esta sea.

Además, conforme tenemos experiencias y aprendemos de ellas, desarrollamos la capacidad de controlar ciertas reacciones y responder de manera voluntaria y no impulsiva. Si alguien nos empuja en la calle por accidente, la reacción impulsiva puede ser la de contestar con otra agresión. No obstante, la educación, la paciencia y la empatía hacia las circunstancias de otras personas, nos ayudan a frenar ese primer impulso, a entender que quien nos afectó no tenía la intención de hacerlo, y a aceptar sus disculpas, si es que las hay.

El problema de los niños con TDAH es que el tiempo de espera entre el estímulo y la reacción es mucho menor que en la mayoría de las personas, y que además tienen dificultades para controlar las reacciones impulsivas.

Apoyar a un niño con TDAH requiere un esfuerzo coordinado entre padres de familia, maestros y especialistas; ninguno de estos tres frentes puede hacer el trabajo solo. Sin embargo, dado que en este blog nos dirigimos especialmente al ámbito educativo, a continuación presentamos algunas ideas para apoyar a los alumnos con TDAH.

  • Establecer reglas claras, precisas e incluso gráficas. Esto no sólo ayudará a los alumnos con TDAH. Para cualquier actividad que se organice en clase, es mejor plantear pocas instrucciones con gran claridad, que una larga lista de reglas o prohibiciones. Una ayuda extra para los niños con TDAH puede ser escribir o ilustrar las reglas básicas en cartulinas y pegarlas en un lugar visible.
  • Invitar a reflexionar. Como ya mencionamos, a los niños con TDAH les cuesta más trabajo el pensar antes de actuar. Si ves que tu alumno ya se dirige al pizarrón, antes de escuchar las instrucciones del ejercicio, háblale e invítalo a recordar qué están haciendo, en qué parte del trabajo están y por qué debe esperar a que se den las instrucciones.
  • Fomentar el autocontrol. Este es otro de los grandes problemas de las personas con TDAH. Para apoyar a tu alumno hiperactivo, invítalo a que escriba las reglas básicas en su cuaderno o que incluso desarrolle sus propios recursos para recordarlas y repetírselas cuando sea necesario.
  • Cambiar o mejorar el ambiente del salón. Ésta no es una iniciativa que el maestro pueda emprender solo, pues si se quieren hacer grandes cambios, se requiere el apoyo de la directiva. Pero si es posible hacer el esfuerzo, algunos cambios han dado excelentes resultados. Por ejemplo, en algunas escuelas se han cambiado las tradicionales bancas escolares, por unas que tienen un sistema de pedales, como los de una bicicleta fija, así los alumnos pueden desahogar el exceso de energía, al tiempo que continúan con sus actividades de aprendizaje.

Los seis pasos del proceso de curación de heridas

A medida que el cuerpo se involucra en la cicatrización de heridas, un proceso maravilloso ocurre a través de cada uno de los sistemas que componen el cuerpo. Según un estudio, existen seis etapas en la cicatrización de heridas, cada una de las cuales depende una de la otra, con el fin de cerrar completamente una herida.

Saber lo que implica cada paso es crucial en el desarrollo de un plan de curaciones de heridas integral.

Hemostasia rápida

Esto se refiere al mecanismo que detiene el sangrado real. La mayoría de las veces, el cuerpo logrará esto a través de un proceso llamado vasoconstricción, en el que los vasos sanguíneos están cerrados herméticamente. Es similar a cómo se puede girar un nivel como para detener una llave con fugas.

Inflamación

La inflamación es la forma en que el cuerpo alerta de una lesión. Más allá de eso, ayuda a dictar a dónde debe dirigirse el próximo bombardeo de células sanas para realizar su tarea. Como tal, la inflamación es vital en el proceso del cuidado de heridas, pero si se prolonga durante demasiado tiempo, realmente puede prevenir la regeneración.

Proliferación y migración

Cuando la inflamación se produce, el cuerpo libera varios tipos de células, incluyendo las que son responsables de la migración y la proliferación. La función anterior se refiere realmente al movimiento de las células, un proceso cuidadosamente coordinado que implica células que se mueven en un orden específico. Mientras tanto, la proliferación es similar a la hemostasis, ya que las células trabajan para estrechar aún más los vasos sanguíneos.

Angiogénesis

Una vez que el sangrado está bajo control, el cuerpo comienza el proceso de reconstrucción del tejido fino. La angiogénesis, como se llama, implica la formación de nuevos vasos sanguíneos. Este proceso se produce cuando las células del cuerpo comienzan a reemplazar las venas y las arterias que fueron dañadas, ya sea mediante la creación de nuevas secciones o la adición de porciones existentes. Es un esfuerzo decididamente complejo, con muchos químicos activados para facilitar el trabajo de estas venas completamente nuevas.

Reepitelización

Una vez que el cuerpo ha comenzado a restaurar las venas, es hora de comenzar a regenerar la piel dañada. La epidermis se compone de células llamadas queratinocitos y durante el proceso de reepitelización, el cuerpo tiene que comenzar a forjar estos componentes químicos. El proceso implica la creación de varias capas, cada una trabajando en tándem para ofrecer protección y prevenir la pérdida de fluidos.

Síntesis

Aunque es visto como el último paso, la síntesis sucede a menudo casi simultáneamente. En este proceso, ciertas proteínas forman coágulos de sangre, lo que ayuda a prevenir el sangrado a medida que se forman nuevas venas y nueva piel. Hay una serie de proteínas en juego y ciertas personas carecen de las proteínas necesarias para formar coágulos de sangre.

Es así como nuestro cuerpo, rápido y maravilloso, actúa bajo sus propio medios para curar sus heridas.

Borodino

Un día me sucedió una casualidad muy interesante al estar viendo unas etiquetas para botellas de agua, algo que extrañamente me gusta hacer mucho cada que voy al supermercado.

La casualidad fue que al estar viendo estas etiquetas, una de ellas decía Borodino, y en ese día, pero del año 1812, se libró una de las batallas más sangrientas de las guerras napoleónicas en las afueras de un pueblo cerca de Moscú, llamado Borodino, el último bastión antes de capturar la capital espiritual del imperio Ruso (digo espiritual, porque en 1812 la capital política rusa era San Petersburgo).

En junio de 1812, Napoleón Bonaparte y las fuerzas imperiales francesas se lanzaron a una aventura que la historia no se ha cansado de pedir que no se repita, ya que siempre terminará en desastre; esa aventura fue la invasión a Rusia.

Por desgracia para los franceses, no existían antecedentes históricos hasta ese momento que les indicaran que el invadir aquel gigantesco país era una locura, en la cual habría una posibilidad en un millón de conseguir dicha meta.

Sin embargo, en aquel mes de junio de aquel año, la situación se veía muy diferente para ambos soberanos, ya que Francia marcharía con un poco más de medio millón de soldados con un solo objetivo, capturar y ejecutar a Alexandro I, zar de toda Rusia.

Alejandro I de Rusia contaba solo con 250,000 tropas (menos de la mitad que sus oponentes), de las cuales habría perdido 210,000 al final del conflicto.

Sin embargo, los rusos conocían su propia tierra mejor que la tierra misma y entendieron desde el principio de la campaña, cuando los franceses cruzaron  la frontera polaca, que para vencer no podrían ofrecer batalla abierta, donde seguramente serían masacrados (como lo fueron en la batalla de Austerlitz, en el año de1805, cuando fueron humillados por Francia), por lo que tendrían que asegurarse de que los invasores entraran profundamente a territorio ruso, lejos de sus suministros, para después acabar con ellos con la ayuda del invierno.

La estrategia estaba funcionando hasta entonces; sin embargo, los franceses avanzaron más rápido y con más fuerza de lo que se había calculado, encontrándose el 5 de Septiembre de 1812 muy cerca de Moscú.

En ese momento, el zar perdió el hilo de la situación y ordenó al comandante supremo de las fuerzas rusas, Mijaíl Kutusov, que ofreciera batalla y detuviera a los franceses en seco, fuera cual fuese el costo.

Consecuentemente, el 7 de septiembre de ese mismo año, el general Kutusov, quien creía habría que retirarse (con mucha razón), colocó a 160,000 soldados y a 684 cañones en posiciones defensivas, siendo el flanco izquierdo el mejor resguardado.

Napoleón llegó al campo de batalla con un total de 190,000 soldados y  587 cañones.

La batalla fue un enfrentamiento de titanes, donde los francés perdieron 30,000 soldados, incluyendo a 127 generales, mientras que los rusos antes de retirarse, perdieron a 45,000 soldados, entre ellos 50 generales de la familia real.

Aunque los rusos se retiraron y abandonaron Moscú (dejándola en llamas), infligieron tremendas bajas irremplazables para los franceses, cuya pesadilla apenas comenzaba.

¿Cómo obtener un 7+ en IELTS sin “estudiar”?

Cuando uno se encuentra estudiando para un examen que se tiene en puerta, se llegan a tener muchas preguntas sobre cómo obtener una buena puntuación en la prueba y más si nos estamos preparando para un examen hablado de tipo IELTS.

Y mejor aún, cómo podríamos pasar un examen como este sin estudiar ni memorizar.

Bajo este punto no estamos fomentando que se evite una preparación responsable ante un examen importante, solo que si le quitamos el peso de “tener que estudiar y memorizar”, abrirá otras alternativas de estudio que pueden auxiliar muy bien ante un examen cercano.

Hoy vamos a hablar acerca de 3 principios de aprendizaje de idiomas que puedes aplicar a tu estudio, que te ayudarán a obtener un puntaje de 7+ en la prueba IELTS.

ielts

Comencemos…

1) No memorices la gramática, el vocabulario o las estructuras de oraciones

Las personas que estudian para el IELTS pasan horas y horas tratando de memorizar las reglas gramaticales, el vocabulario y las estructuras de oraciones. ¡Deja de hacer esto ahora mismo!

Olvídate de la gramática, el vocabulario o las estructuras de la oración. Busca centrar tu atención en comunicarte.

Solo piensa en cómo los niños aprenden inglés. Los niños no estudian y luego hablan, simplemente hablan naturalmente.

Esto es lo que debe hacer para mejorar el inglés, especialmente cuando te estás preparando para una prueba como IELTS.

Ningún bebé fue a los cursos de lengua inglesa y aprendieron el inglés, ellos apenas señalaron cosas y gradualmente aprendieron sus nombres y entonces agregaron poco a poco la estructura hasta que aprendieron hablar.

Necesitas absorber el inglés de la misma manera, para que tu cerebro se “comunique” en inglés.

Entrena a tu cerebro para que piense en inglés mientras te preparas para la prueba de habla IELTS. Si eres como la mayoría, puedes haber tomado clases de inglés quizás desde algún tiempo y tener un vocabulario de alrededor de 500 palabras inglesas.

Si es así, debes dejar de procesar las reglas gramaticales en tu cabeza y comenzar a hablar en inglés naturalmente.

2) Narrar lo que haces en inglés

No te detengas ahí. Háblate a ti mismo en inglés. Esta es una estrategia poderosa para hablar de forma más natural, en lugar de traducir desde tu idioma nativo.

A medida que preparas una comida o conduces tu coche, narra lo que estás haciendo en inglés. Concéntrate en formar las oraciones directamente en inglés, por ejemplo al nombrar las verduras y especias.

¿Qué herramientas estás utilizando? ¿Qué pasos tienes que tomar? ¿En qué dirección estás dando vuelta?

Puedes hacer esto en voz alta o en silencio. Esta es la forma más fácil y menos estresante de practicar. Trata de hacer un hábito de narrar por lo menos 30 minutos todos los días, especialmente si no tienes tiempo para una conversación con un hablante nativo de inglés.

3) Escuchar / ver hablantes nativos de inglés a medida que se acerque la prueba IELTS

Finalmente, aunque esto es más pasivo que tener una conversación, muchas personas encuentran que escuchar a hablantes nativos, a distancia como observador, mejora la aptitud con el lenguaje. Por ejemplo, puedes ver una película o un video.

Además, si encuentras una buena película o un video, puedes estar tan absorto en la trama que puedes pensar que estás viendo una buena película en lugar de estudiar un idioma. Una vez más, a veces ayuda el no estar tan concentrado en tratar de retener un nuevo vocabulario o frases, y simplemente disfrutar de la película, aunque falten palabras aquí y allá.

Las preguntas que puedas tener acerca de una frase o regla pueden ser contestadas en el diálogo, o puedes desarrollar una apreciación del ritmo y la cadencia del lenguaje como se supone que se habla.

Bien, eso es todo, estas son todas las habilidades críticas que necesitas desarrollar para pensar en obtener un 7+ para IELTS.

Cuando el aire no lo fue todo

El día de ayer, al salir de un diplomado en medicina general que aquí estoy tomando, me dirigí a un museo donde había una exposición de las distintas bombas y explosivos que se utilizaron en la Segunda Guerra Mundial, un utensilio que fue determinante para el manejo y el resultado de la guerra.

Al principio de la guerra, especialmente del lado Aliado, el bombardeo era una actividad cuyo objetivo casi nunca era uno muy específico, sino que era algo diseñado para cubrir muchos objetivos en uno que se cumplía al destruir por completo ciertos sectores del territorio enemigo.

bombardeo2

Los bombardeos generales también estaban diseñados para romper la moral del enemigo, al aplastar sus ciudades y centros industriales, ya que los humanos no están diseñados para procesar el hecho de que están lloviendo explosivos sobre su cabeza y los veteranos dicen una y otra vez que no hay nada peor que la carnicería de un bombardeo aéreo.

Sin embargo, la experiencia fue enseñando que la única manera de que un bombardeo sea efectivo es solamente cuando éste no pare, algo que es imposible, por lo que la efectividad de los bombardeos aéreos como factor determinante para la victoria comenzó a ser cuestionado para los finales de 1941, cuando los alemanes fallaron en subyugar al pueblo inglés en la batalla de Gran Bretaña.

Otro ejemplo de la inefectividad para obtener la victoria absoluta en el bombardeo aéreo fue el caso de la batalla de Stalingrado en las orillas del Volga, cuando los alemanes tiraban de dos a tres bombas por soldado soviético cada hora, lo que pulverizó la ciudad por completo; sin embargo, no pudo destruir la voluntad del pueblo soviético de continuar la guerra y de repeler al soldado alemán de llegar al Volga.

El presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt pensaba en los primeros años de la guerra que Alemania sería derrotada con el simple hecho de hacer una campaña anglo-americana aérea, más el esfuerzo soviético por tierra, hasta que se dio cuenta que la industria alemana seguía en marcha y sus tropas seguían peleando, incluso más feroces que nunca.

Debido a la inefectividad del bombardeo masivo aliado, el Camarada Número 1 de la Unión Soviética, Joseph Stalin, reclamó fuertemente en una serie de reuniones con el mando supremo Aliado, diciendo que la U.R.S.S. estaba peleando prácticamente sola y exigía de manera fuerte que sus amigos tomaran más acción para quitar un poco de presión alemana del frente oriental de Europa.

Por esta razón y por temor a que la U.R.S.S. hiciera una paz secreta con los alemanes, los Aliados condujeron una invasión del norte de África, donde habrían de detener al ejército del general Erwin Rommel, quien avanzaba hacia el Canal de Suez.

En aquella campaña, el resultado tampoco fue decidido por bombardeo masivo, por lo que el comando supremo de las fuerzas aliadas se convenció de que la guerra duraría mucho más y habría mucha más sangre para conseguir la victoria y llegar a Berlín.

Datos curiosos acerca del aluminio

El aluminio es un material esencial en nuestras vidas, desde los aspectos más cotidianos hasta los más complejos.

Seguramente al cocinar en casa has utilizado el papel aluminio para cubrir un refractario y meterlo al horno, para “empapelar” alguna carne o guisado, o para envolver algún alimento que deseas mantener caliente.

Si estás familiarizado con la industria de la construcción o has emprendido algún proyecto de remodelación en casa, probablemente has empleado estructuras como los perfiles de aluminio, o bien, marcos de aluminio para puertas y ventanas, o bases de aluminio para algunos muebles.

En suma, el aluminio es un material que todos conocemos y utilizamos, y sin el cual no podríamos pensar muchos de los accesorios, muebles y aparatos que nos facilitan la vida.

perfiles-de-aluminio

Pero, ¿qué tanto sabemos de este elemento, de su composición y de la forma como empezamos a utilizarlo?

A continuación te presentamos algunos datos curiosos e interesantes acerca del aluminio:

  • El aluminio es uno de los elementos que más abundan en la corteza terrestre. Ocupa el tercer lugar, después del oxígeno y el selenio.
  • Pese a estar diseminado por toda la superficie terrestre, el aluminio fue descubierto y derivado hasta la segunda década del siglo XIX, en el año 1821.
  • El descubrimiento del aluminio se debe al científico francés, especialista en minerología, Pierre Vertier.
  • El aluminio no se encuentra en estado puro en la naturaleza. Vertier lo descubrió al analizar una piedra de color rojizo, a la que bautizó como Bauxita, por haberla encontrado en la región de Les Baux, Francia.
  • En la superficie terrestre, el aluminio se encuentra en un óxido llamado Alúmina (Al2O3). Aunque la Alúmina se encuentra en más de cien compuestos de la corteza terrestre, su mayor concentración (alrededor de 58%) se da en la Bauxita.
  • Entre los países con las reservas más grandes y rentables de Bauxita están Brasil, Jamaica, Indonesia, Australia, Nigeria, Guinea y Estados Unidos.
  • De cada 4 kg de Bauxita se obtiene tan sólo 1 de aluminio. La energía necesaria para producir 1 kg de aluminio es de 13 a 15 kw por kg.
  • En 1886, un científico estadounidense y uno francés, cada uno por su cuenta, descubrieron el proceso para obtener aluminio mediante la electrólisis. Gracias a esto se logró acelerar y abaratar el proceso, pues anteriormente sólo se podía contar con pequeñas cantidades, producidas en laboratorios.
  • Décadas después, Bayer, un científico alemán, perfeccionó el proceso y logró reducir sus costos. Si antes la producción de 1 libra de aluminio costaba más de 500 dólares, a partir de las innovaciones de Bayer el costo se redujo a 35 centavos de dólar.
  • El aluminio puede alearse con diversos metales, como cobre, manganeso, silicio, hierro, níquel o zinc. Cada aleación le confiere características especiales, como mayor dureza, maleabilidad o resistencia a la corrosión. Con base en esas propiedades se definen sus aplicaciones, en industrias tan distintas, como la construcción, la fabricación de vehículos o la construcción de sistemas hidráulicos.

Ahora ya conoces un poco más del aluminio, un elemento de la Tierra que ha transformado nuestras vidas.

Ideas para una escuela segura

Los acontecimientos recientemente ocurridos en una escuela Monterrey han vuelto a poner sobre la mesa un tema que nunca deberíamos desatender; el de la seguridad en los centros educativos.

El trágico incidente desató preocupación y temor en distintos ámbitos de la sociedad. Al ser maestra y madre de familia, pude comprobar esta situación en casa, en la institución donde trabajo y también al charlar con otros padres y colegas.

El día en que todo ocurrió, mis hijos me recibieron con miles de preguntas cuando llegué a casa. Estaban asustados y preocupados porque algo así pudiera suceder en mi escuela; me comentaron que en su clase “todos se llevaban bien”, pero dijeron sentirse angustiados por mí porque mis alumnos son “más grandes”.

Al día siguiente, cuando llegué con mis estudiantes, también noté su preocupación y los alenté a hablar del tema, pues creo que si en algo debemos trabajar y superarnos como padres y maestros es en la comunicación que mantenemos con nuestros niños y jóvenes.

Más tarde tuvimos una junta de maestros y se acordó que el fin de semana habría una reunión con un grupo de consultores en seguridad, especializados en seguridad escolar, para evaluar el sistema que implementamos actualmente y hacer las mejoras que sean necesarias.

Algo que me gustó mucho de la exposición hecha por los consultores fue que no se concentraron en vendernos sistemas de video vigilancia o los servicios de guardias. De hecho, lo primero que comentaron fue que la seguridad en las escuelas debe ser un sistema edificado en tres pilares, los padres de familia, el personal del plantel (directivos, maestros, administrativos, trabajadores de intendencia e incluso personal externo, que de alguna forma se relacione con la escuela) y las autoridades.

Los servicios de seguridad privada son un complemento que puede reforzar la estructura de ese sistema de seguridad, pero de ningún modo sustituyen la participación de los agentes mencionados.

Entre los aspectos más interesantes que se trataron en la junta estuvieron los comentarios acerca de lo que a cada uno de nosotros nos corresponde aportar, para que tanto nuestros hijos como todo el personal que se vincula con una escuela puedan estar en un lugar seguro.

Estas son algunas ideas:

Padres de familia

  • Hablar con nuestros hijos acerca de las situaciones que amenazan su seguridad; no se trata de ser alarmistas, sino de comentar las circunstancias que pueden ser peligrosas, como dar información a extraños, aceptar ayuda de desconocidos o tratar con personas ajenas al plantel.
  • Ganar la confianza de los menores; al hablar con nuestros hijos, es importante mostrarles nuestra disposición a escucharlos y saber, tanto lo que les preocupa a nivel personal como las situaciones raras, incómodas o problemáticas que perciban en sus escuelas.
  • Enseñarles a buscar ayuda; los padres solemos insistir a los niños en que no hablen con desconocidos, pero también debemos indicarles a quienes sí pueden dirigirse cuando necesiten algún tipo de apoyo. Conforme sea posible, según su edad y madurez, hay que proporcionarles información acerca de los principales números de emergencia y fomentar la confianza en las autoridades.

seguridad2

Directivos, maestros y personal de la escuela

  • Orientar a los alumnos respecto a las medidas de seguridad que se deben seguir en la escuela; no sólo es indicarles las normas que deben obedecer, sino explicarles por qué son importantes y necesarias para su seguridad.
  • Identificar los problemas y actuar frente a ellos; debemos intervenir ante las primeras señales de conflictos entre los estudiantes o si detectamos que alguno en particular tiene problemas.
  • Abrir canales de comunicación; los maestros y el personal de la escuela también debemos generar el tipo de comunicación adecuado, para que les alumnos tengan la confianza de solicitar orientación o ayuda.
  • Mantener el contacto con las autoridades, sobre todo ante la sospecha de algún problema de seguridad.

seguridad2

Autoridades

  • Las autoridades delegacionales y estatales deben proporcionar el apoyo necesario a las instituciones educativas, como vigilancia en la zona, especialmente a las horas de entrada y salida, y respuesta pronta en emergencias.

¿Qué es la Embajada Mundial de Activistas por la Paz?

En estos tiempos de inestabilidad social, incertidumbre política y violencia generalizada, resulta de crucial importancia conocer y difundir las iniciativas que buscan generar soluciones y contrarrestar dichos problemas.

Una de esas iniciativas es la educación para la paz, que si bien puede parecer una cuestión puramente teórica y, por tanto, desvinculada de la acción, no es así en todos los casos.

Un programa sumamente interesante y completo de educación para la paz es el que ha desarrollado el académico, investigador y activista William Soto. El proyecto ha tenido tal progreso, que ya logró consolidar una organización de carácter internacional, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz.

Este organismo concentra los esfuerzos de activistas por la paz en todo el mundo, principalmente en países de Latinoamérica, que además de promover modelos de enseñanza que enfaticen la educación para la paz, llevan a cabo distintas actividades orientadas a lograr que el ideal de una sociedad pacífica, incluyente y tolerante se convierta en una realidad.

Los siguientes son los programas principales en los que trabaja la Embajada Mundial de Activistas por la Paz:

Programa Educar para Recordar

Se basa en la idea de que el conocimiento de la propia historia, tanto a nivel individual, como comunitario y nacional, es la clave para comprender el presente y trabajar por un mejor futuro. Los activistas que colaboran en este programa organizan talleres de sensibilización y formación en distintas comunidades, para que los asistentes, de todas las edades, reflexionen acerca de temas como la historia, la ética, la justicia y los derechos humanos.

emap2

Programa Internacional Hijos de la Madre Tierra

La paz no sólo debe existir entre las comunidades humanas, sino entre todos los habitantes del planeta. Por ello, este programa de la Embajada promueve actividades de cuidado ambiental e impulsa proyectos de desarrollo sustentable. Uno de los objetivos centrales de este programa es lograr que la comunidad internacional reconozca que todos los habitantes de la Tierra tienen derechos inalienables, tan importantes como los que corresponden a los seres humanos.

Programa Justicia para la Paz

La paz no es la ausencia de conflictos, sino la superación de todas las condiciones adversas que subyacen a ellos. La injusticia es una de las principales fuentes de inestabilidad social y política; por ello, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz promueve acciones a favor de la equidad, la tolerancia y la inclusión, que contrarresten fenómenos como la discriminación, la intolerancia y la violencia.

emap2

Programa “El poder de la música para la paz y felicidad del ser humano integral”

El modelo educativo desarrollado por la Embajada también promueve la educación para el desarrollo integral del ser humano. Esto quiere decir que la educación debe concentrarse tanto en el desarrollo intelectual, como en el emocional y físico. La música es una de las expresiones artísticas que contribuyen a ese desarrollo integral; por ello, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz también organiza eventos de educación y apreciación musical.

Esfuerzos como estos merecen nuestro apoyo, pues cada meta alcanzada nos beneficia a todos.

Cómo elegir el mejor colchón para su adolescente

El estrés de ser un adolescente puede ser abrumador, pero una buena noche de sueño no debe ser un factor en este desafío.

A pesar del extenuante trabajo escolar y las obligaciones extracurriculares, así como los cambios hormonales y el estrés entre compañeros, es importante que los adolescentes obtengan al menos entre 8 a10 horas de sueño cada noche.

Muchas veces, nuestros jóvenes tienen dificultades para quedarse dormidos debido a muchos factores, que incluyen comodidad, ruido ambiental y temperatura, iluminación, uso de la electrónica, así como patrones de sueño personal.

También existen aquellos casos en donde los malos hábitos y las amistades los distraen dedicándole menos tiempo al descanso.

Hacer ajustes a la habitación de un adolescente y el incluir rutinas como por ejemplo: el que no exista una televisión o teléfono celular en la habitación antes de acostarse; lo que ayuda a establecer buenos hábitos de sueño,

Es también racional pensar que ante la falta de apoyo adecuado para dormir puede socavar el ciclo de sueño de un adolescente.

Una mejora del colchón del adolescente puede ayudar drásticamente los patrones de sueño de su hijo adolescente y, posteriormente, impactar otros aspectos de su vida cotidiana, mejorando sus niveles de energía y temperamento en general.

adolescente2

Al hacer compras para la cama nueva de tu hijo adolescente, considera los siguientes factores importantes:

Tamaño: Aunque las camas gemelas son comunes para los niños más pequeños, las camas más grandes permiten el crecimiento futuro de tu hijo y tienden a ser preferidas por los adolescentes.

Mientras visitas las diversas tiendas de colchones para revisar con cuidado el colchón, considera la preferencia de tu hijo y el espacio del dormitorio para encontrar el tamaño que  mejor se ajuste.

Como un bono adicional, estas camas a menudo se convierten en camas de huéspedes cuando los niños o jóvenes salen de casa.

Firmeza: Es increíblemente beneficioso para los adolescentes tener un colchón de apoyo para que su columna vertebral y la espalda se apoyen adecuadamente mientras están creciendo.

El colchón debe ser cómodo para tu hijo adolescente, que tenga un firme apoyo y con suficiente acolchado para aliviar la presión.

Sé una guía y apoyo para ayudar a tu hijo adolescente a elegir el mejor colchón e invítalo a que pruebe cada cama al igual que deberás hacerlo  para determinar el mejor ajuste para sus necesidades.

Otras necesidades: Si tu hijo adolescente tiene alergias o asma, puedes optar por un colchón sintético para resistir los ácaros del polvo y los alérgenos.

Al comprar una cama, busca colchones que también tengan relleno microbiano o hipoalergénico y proporcione un apoyo para ayudar a reducir estos problemas potenciales.

Si bien tu hijo ya no es un bebé, sigue siendo su descanso parte de tu responsabilidad, ya que continúa creciendo.

Es en la etapa de la adolescencia cuando se presentan cambios importantes que requieren de tu supervisión y apoyo, así que tu supervisión se debe agudizar.

Permite que tu hijo adolescente tome parte activa de la elección de su nuevo colchón, pero cuida los detalles y sé un apoyo en la toma de decisiones.

1 2 3