La electricidad

Hace poco, una amiga a quien no veía hacía mucho tiempo, vino a visitar México desde San Petersburgo y se hospedó en uno de los hoteles en Reforma, los cuales no me dejan de impresionar.

Al estar sentado en el lobby del hotel, esperando una copa de vino, me puse a observar los muchos focos que brillaban como pequeñas estrellas, a lo largo y ancho del lobby, creando un espectáculo extraordinario para aquellos ojos que puedan apreciar algo que ven todos los días.

lobby

Al observar esto, también noté la cantidad de veces que tanto los huéspedes y los trabajadores del hotel prenden y apagan switches, obteniendo resultados inmediatos de una manera tan fácil que parece insignificante; ergo, la olvidamos.

Desde hace 115 años, el mundo civilizado vive y depende de una fuerza sin la cual, hoy en día, el mundo sufriría un colapso del que no se podría recuperar, ya que la mayoría de los humanos en el mundo no sabemos vivir sin esta fuerza relativamente nueva para nosotros.

Esta fuerza es la electricidad.

Algo que es muy interesante y un poco controversial es que nadie sabe realmente qué es la electricidad, aunque es la fuerza de la cual nuestra supervivencia depende casi por completo.

Lo que sí se conoce bien es el modo de comportamiento de la electricidad, que es producida por el movimiento o separación de los electrones que forman los átomos, produciendo así el tipo de energía más poderosa en el universo hasta donde sabemos.

electricidad

Sin embargo, aunque el modo y utilización de la energía de manera industrial es algo relativamente nuevo para nosotros, hemos de saber que la utilización esporádica de esta fuerza se remonta a tiempos anteriores a la era cristiana.

En la antigüedad, como hoy en día, el cuerpo humano muchas veces sufría problemas en su funcionamiento, de carácter temporal o crónico, algo que los médicos tenían que enfrentar día con día con una información bastante reducida en cuanto a las soluciones a muchos males, ya que la mayoría de las veces no conocían siquiera la causa de las cosas, lo que les forzaba a trabajar con el instinto a veces más que con su conocimiento científico.

Aunque sea difícil de creer, los galenos de la antigua Roma utilizaban la electricidad para curar condiciones como dolores de cabeza, mareos y la impotencia sexual; a su vez, también usaban esta fuerza para aumentar la inteligencia de aquellos que no poseían mucha brillantez (la electricidad hace a los objetos brillar, ergo el termino brillantez).

La gran pregunta es, ¿de dónde obtenían la electricidad aquellos romanos?

La verdad es que ellos nunca supieron qué es la electricidad como tal; sin embargo, lo que sí sabían era que existía una especie de serpiente marina que contaba con una fuerza energética impresionante; dicha serpiente es lo que hoy conocemos como una anguila.

Durante el siglo XIX, el científico e inventor Thomas Edison fue el primer hombre en implementar la electricidad de la manera en que la usamos hoy en día.

electricidad2

Con más prisas que pausas

Recuerdo que cuando era niña, la primera semana de clases consistía en una lenta inmersión al mundo de la enseñanza y las tareas, después de prácticamente dos meses de vacaciones.

La mañana del primer día transcurría entre las obligadas presentaciones. Primero, la maestra daba la bienvenida, escribía su nombre en el pizarrón y luego pedía que cada uno de los estudiantes se pusiera de pie, dijera su nombre y contara algo; a veces era una anécdota de las vacaciones; otras se hablaba de la familia o se comentaban los gustos y actividades preferidas.

salon-clases

Cuando nos dábamos cuenta, ya había llegado la hora del recreo y al regresar del mismo, se trataban cuestiones como los libros y materiales que se iban a ocupar, o los equipos que debíamos formar para ciertas actividades.

Las tareas que nos llevábamos a casa eran forrar los cuadernos y trazar márgenes en las hojas, comprar materiales para alguna dinámica de las clases siguientes o conseguir un libro que por algún motivo había quedado fuera de la lista de útiles.

Así eran, más o menos, los primeros días. En estricto sentido, esto nos quitaba casi una semana del calendario escolar, pero también facilitaba la vuelta a la rutina. Después de todo, no es fácil recuperar un ritmo que se ha suspendido durante cierto tiempo, sobre todo cuando el que se ha tomado en su lugar es mucho menos estricto.

Muy distinto es lo que ocurre hoy en día; por lo menos así lo percibo en la escuela de mis hijos. Para empezar, la institución se compromete a entregar la lista de útiles completa desde finales del curso previo, o al momento de la inscripción, en el caso de los alumnos de primer ingreso. “Completa” significa que ya se incluyen todos los libros y útiles que se van a ocupar y que los maestros no pueden hacer solicitudes adicionales.

En la lista de útiles también se dan todas las indicaciones necesarias para forrar y preparar los libros y cuadernos. Unas semanas antes de que comience el nuevo curso, los padres recibimos el horario de clases por correo electrónico y la información acerca del grupo y el salón que les tocó a los niños. Así, el primer día sabrán con qué materiales presentarse y en dónde.

Por lo que me han contado mis hijos, así como algunos maestros, sé que las actividades de aprendizaje comienzan desde el primer minuto de clases. Por supuesto que los maestros se presentan y dan la bienvenida; pero las dinámicas de presentación ya no se limitan a ser una reseña de anécdotas, sino que se aprovechan para empezar a tratar los temas de cada asignatura.

Las tareas tampoco se hacen esperar. Mi hija, que comenzó segundo de primaria, ya estaba resolviendo ejercicios de gramática para la tarea de su primer día; y mi hijo, que entró a sexto, pasó una tarde muy entretenida, investigando los diferentes tipos de balanzas que se utilizan en un laboratorio de física.

Mi mamá solía citarnos el dicho “Sin prisa, pero sin pausa”, cuando no quería que dejáramos pendiente algún quehacer, pero tampoco buscaba presionarnos en exceso. Pero viendo el ritmo al que mis niños hacen las cosas, creo que nuestra sociedad tiene cada vez más prisas que pausas.

La esclavitud

Este verano, al regresar de mis vacaciones en uno de los muchos vuelos vivaaerobus que he tomado, y que seguiré tomando, reflexioné sobre el confort que tenemos hoy en día al viajar, algo que en tiempos anteriores hubiera sido completamente impensable.

Algo que me impulsó a pensar y reflexionar acerca del tema fue el hecho de haber estado leyendo sobre la esclavitud colonial en todo el continente americano, cuyas huellas siguen muy presentes hoy en día en la memoria de muchas personas, cuyos ancestros  fueron esclavos. Este fenómeno se da con más frecuencia en las islas caribeñas y en los Estados Unidos.

esclavitud

La esclavitud y la compraventa de esclavos son fenómenos muy complejos, que llegan a resultar muy difíciles de entender para la audiencia de nuestro siglo, ya que el mundo ha evolucionado mucho en los pasados 400 años.

Sin embargo, para las potencias del siglo XVII, XVIII y XIX  (sólo Estados Unidos en este siglo) era una actividad no solo de carácter normal, sino sumamente lucrativa, tanto para el vendedor de esclavos como para su soberano, ya que, naturalmente, tenían que pagar un impuesto muy considerable, un impuesto que al multiplicarse por cientos de veces extendía mucho la riqueza de las coronas.

Muchas personas pueden pensar que los indígenas eran los esclavos más utilizados; sin embargo no es así, ya que los europeos no los consideraban muy buenos para largas jornadas de trabajos forzados.

esclavitud2

Al principio, los indígenas del continente americano eran una muy buena opción para  la mano de obra pesada; sin embargo, pronto comenzaron a morir a causa de fatiga extrema.

Aunque sí se les utilizaba para trabajo forzoso, los indígenas estaban en un nivel más arriba que los esclavos de África, a tal grado de que en los estados del sur de la Unión Americana era posible para los indios de cualquier tribu, quienes tuvieran tierra propia, el tener esclavos africanos.

Durante los siglos XVII y XVIII, la compraventa de esclavos de África en América Latina estaba en su punto clave y ahí estaba el negocio para los españoles y para sus terratenientes.

Los terratenientes o encomenderos, como eran conocidos en la América Latina, eran bastante más tiránicos que sus sucesores norteamericanos del siglo XIX, quienes hacían mejor uso de ellos, alimentándolos y dejándoles descansar un poco de tiempo, para que produjeran mejor y se hicieran mucho más ricos mediante la venta de tabaco y algodón, que exportaban a toda Europa, ya que el algodón y especialmente el tabaco norteamericano eran los mejores del mundo, inclusive mejores que los de la India.

uncle-toms-cabin

Lo que era realmente traumático era la manera en que las familias eran separadas en África, ya que esto se hacia sin ningún tipo de consideración por la humanidad de la población local, ya que para ellos los Africanos no eran seres humanos.

Recomiendo ampliamente el leer sobre este tema, sobre todo un gran libro llamado Uncle Tom’s Cabin.

Seminarios

La semana pasada, mi esposa me llevó a un seminario de seminarios; en otras palabras, un seminario donde hubo muchos seminarios, ya que ella estaba encargada de llevar el servicio de box lunch.

Los seminarios son una excelente manera de recordar lo que ya sabemos  y de aprender lo que ignoramos, de una manera generalmente dinámica y fácil de digerir, si el expositor es bueno.

seminarios

La palabra seminario proviene del mismo origen que la palabra semilla, por lo que seminario significa, etimológicamente, una semilla que crece.

A lo largo de mi vida ya había tenido la oportunidad de ir a varios seminarios, abordando muchos temas; sin embargo, el último al que acabo de ir me ha parecido, hasta ahora, el más interesante de todos.

Este seminario era uno que tuvo una duración de tres días, impartiendo conferencias 9 horas al día.

El espectador tenía tres opciones; pagar por una conferencia en específico; pagar por tres; o pagar por los tres días y tener la libertad de entrar a todas las conferencias y aprender sobre todos los temas consecuentemente.

Yo opté por pagar por los tres días y entrar a todas las conferencias, lo que significa que en tres días entré a 18 conferencias, con un arcoíris de temas, algunos de los cuales les platicaré brevemente.

Uno de los temas que más me intereso fue uno que hablaba sobre teorías de la verdadera causa de la muerte de Napoleón Bonaparte.

La historia nos dice que el conquistador más grande de todos los tiempos murió solitariamente en la Isla de Santa Helena, debido a un cáncer en la boca del estómago; es debido a esto que el emperador sale en todos sus retratos con una mano  reposando entre los botones de la zona de la boca del estómago.

Sin embargo, hay quienes sostienen la tesis de que Bonaparte en realidad murió debido a un envenenamiento por parte de la oficialía británica en la isla de Santa Helena, por medio de una dotación de pequeñas dosis de arsénico en las botellas de su vino personal, finalmente matándolo al fin de cinco años en exilio.

Otro tema interesante fue el de la formación y desarrollo del nuevo orden mundial, que llevará a la humanidad a la perdición, ya que son ellos los que tienen el signo de la bestia.

seminarios3

Esta hipótesis está basada  en los escritos del apóstol San Juan, sobre todo aquellos que encontramos en el Apocalipsis. Se dice que San Juan tuvo acceso a esta información, debido a que fue el único de los apóstoles que acompaño a Jesús y a la Virgen María en el viacrucis.

La tercera conferencia que me interesó mucho fue una que hablaba del porqué Charles Darwin estaba equivocado en su teoría de la evolución, ya que el biólogo británico afirma que los seres humanos somos descendientes de un mono y que compartimos DNA con un pescado.

Finalmente, otro tema que me interesó muchísimo fue uno que hablaba de la desaparición de la cultura de Europa, gracias a las medidas liberales tomadas por la Unión Europea.

No hay profesiones, sino profesionistas productivos

Cuando se aproxima el final de un ciclo escolar y muchos estudiantes están por ingresar al sistema universitario, es común que proliferen los reportajes y artículos acerca de las profesiones con mayor demanda, productividad o compensaciones económicas.

elegir-profesion

Sin duda este tipo de información resulta útil, al momento de valorar los pros y los contras de la profesión que uno quiere seguir. Pero si nos dejáramos guiar exclusivamente por estadísticas y datos, muchas carreras interesantes y geniales no se habrían desarrollado y peor aún, careceríamos de grandes aportaciones culturales, artísticas y científicas que hoy enriquecen nuestras vidas en distintos ámbitos.

En mi caso particular, debo decir que si hubiera elegido una profesión de las que en mi época de estudiante se consideraban “productivas”, ahora no estaría colaborando en este blog (lo cual me encanta); y acaso habría pasado por experiencias muy difíciles, como las que vivieron algunos compañeros que no siguieron sus vocaciones, por atender a supuestas ventajas económicas.

Yo estudié filosofía, una disciplina que, a decir verdad, rara vez se ha considerado entre las más prestigiosas o económicamente viables. Cuando me decidí por esta carrera, en el último año de la preparatoria, varias personas trataron de desalentarme. Familiares y profesores me decían que no sería fácil encontrar un buen trabajo; que el campo de acción de la carrera estaba limitado a la docencia y que a menos de que corriera con suerte y obtuviera una plaza en alguna universidad, difícilmente obtendría un puesto de trabajo estable y bien remunerado.

estudiantes

Por su parte, mis amigos y compañeros me decían que aprovechara mis habilidades para otras disciplinas. No es por alardear, pero asignaturas como las matemáticas, la física o la química se me daban muy bien, así que no entraba en el cliché del estudiante que opta por las humanidades porque se le dificultan las ciencias exactas. Siendo así las cosas, mis contemporáneos no entendían que “arriesgara mi futuro”, cuando podía garantizarme una carrera provechosa en campos como la ingeniería o la medicina.

Las únicas personas que me dieron palabras de apoyo fueron mis padres, lo cual me sorprendió gratamente. De hecho, mi papá me dijo algo que nunca olvidaré: “No hay profesiones productivas, útiles o exitosas; quienes desarrollan esas y otras cualidades positivas son las personas”. Y agregó que aunque mi carrera no “prometiera mucho”, si nos basábamos en los estudios y estadísticas, yo podría encontrar formas de ejercer mi profesión y tener una buena vida, si realmente me gustaba lo que hacía y daba lo mejor de mí.

Después de aquella charla, cualquier duda que pudiera tener se disipó. Mantuve mi decisión, hice mi examen de ingreso a la universidad y unos meses después me convertí en estudiante de la Facultad de Filosofía. El tiempo ha comprobado la sabiduría que había en las palabras de mi padre, pues a pesar de las crisis, los vaivenes económicos y las malas rachas, que no han faltado, he colaborado en una interesante variedad de proyectos, que además de permitirme subsistir, me han dejado muchos aprendizajes y satisfacciones.

coaching

Lo mismo puedo decir de varios compañeros de la Facultad, quienes, al igual que yo, han incursionado en campos distintos de la docencia. Varios se dedicaron al periodismo; otros están en la industria editorial. Uno de mis amigos más cercanos se dedica al coaching profesional e imparte asesorías para distintas compañías; a veces acude a los corporativos y en otras ocasiones, contrata un servicio de oficinas en renta, así puede satisfacer las distintas necesidades de sus clientes.

Definitivamente, hay formas de sortear las dificultades y tener éxito en el desempeño de cualquier profesión. Pues, como diría mi padre, la clave no está en las cosas o en las circunstancias, sino en las personas.

Pensando en unos amigos de verdad

Los libros son un reflejo de todo lo que somos, hacemos, pensamos o soñamos.

Además de ser un objeto que por sí mismo tiene una personalidad propia y una estética que permite leer cuentosadmirar sus cualidades, nos muestra todo tipo de aspectos sobre nuestra existencia.

A través de los libros se puede seguir toda una crónica de lo que sucede en cada una de las etapas en nuestra existencia, aun cuando cada uno tenga su versión de ello.

En mi caso, yo recuerdo que había cuentos que mi madre me leía y por medio de los cuales yo comenzaba a imaginar lo que había más allá de mi casa o de los lugares que frecuentaba con mis padres.

Hubo lugares mágicos, lugares en donde había peligros, villanos y héroes.

De ello ya sólo me queda el recuerdo de que le pedía a mi madre que me lo leyera de nuevo, muy al estilo de lo que hoy vemos con los niños que quieren ver veinte veces la misma película.

Posteriormente llegó el momento de leer y aprender las vocales, las consonantes, lo que era un acento y entonces sí comencé a interactuar con los libros.

Además de ir leyendo los cuentos que yo conocía y de donde trataba de encontrar cosas familiares para sentir que ya podía hacerlo bien, en esa época las ilustraciones eran mi alivio, pues sólo tenía que entender el dibujo y evadía mi responsabilidad de leer bien.

Tuve la fortuna de que en casa siempre estuve rodeado de libros y nunca faltaba alguno qué revisar. En ese tiempo me llamó la atención una pequeña enciclopedia que tenía diagramas y durante las tardes me la pasaba hojeándola.

Así pasó gran parte de mi infancia y adolescencia antes del internet o de los juegos en la computadora.

Durante esa misma época llegaron los libros de texto, que venían acompañados de la Madre Patria en la portada. Comenzaban las tareas escolares y rápidamente me habitué a hacerlas con toda precisión, pues la marcación por parte de mi madre era excepcional.tareas escolares

Llegó el tiempo de entrar a la secundaria y en ese entonces la demanda para las escuelas públicas era mucha. Entonces recurrimos al libro Guía de ingreso para el Nivel Secundaria, escrito por no sé quién y tenía preguntas y más preguntas que se debía resolver.

Pasó la secundaria y había que ponerse a estudiar, pues el examen de ingreso para la UNAM era complicado. En ese entonces había una Guía de Estudio para el Examen de Admisión al Bachillerato y el hermano de uno de mis compañeros nos ayudó a estudiar y resolver esa guía y mucho más.

En el bachillerato conocí mi primera biblioteca y era algo mucho más grande que cualquier librería que hubiera conocido jamás. Todos esos anaqueles con cualquier cantidad de temas, ahí dispuestos para ser leídos y ayudar a quitarle las costras de ignorancia a cualquier cerebro que así lo deseara.

Pasó el tiempo y llegó la facultad, en donde los libros estaban con nosotros igual de tiempo que lo que estábamos despiertos. Recuerdo algunos títulos acerca de cálculo o de termodinámica que en la Facultad de Ingeniería llegué a utilizar, en tanto que el entrañable amigo de la prepa estudiaba su libro Exarmed, o Exa-algo, pues estudiaba medicina y estaba por comenzar su residencia.

Pasó el tiempo de estudio y el hábito de leer se quedó, para mi fortuna.

En esa primera parte de mi vida logré entender lo que realmente son los libros, pues ellos no se enojan, no dependen de su estado de ánimo, están ahí cuando se les necesita, no te dicen una cosa y luego otra, son fríos, pasionales o tan profundos como lo deseemos.

De esa forma, finalmente entendí, me convencí y decidí que me acompañarían en la segunda parte de mi vida.

Es un negocio, pero se puede hacer que sea un negocio noble

En un viaje reciente en avión hacia la Ciudad de México, me tocó de compañero de asiento una persona que es director de una escuela particular y comenzamos a charlar acerca de sus experiencias y de las situaciones que enfrentan en un lugar así.

Former Escuelas Aguirre (Aguirre School) building and current headquarters of the Casa Arabe (Arab House) in Madrid (Spain).

Me comentaba que la escuela tiene solamente tres años de funcionar y la establecieron un grupo de inversionistas, a quienes les pareció interesante la idea de incursionar en este nicho. Esta institución ofrece los niveles de primaria, secundaria y bachillerato.

Él llegó un poco antes de que comenzara a operar el colegio y los preparativos parecían interminables.

Desde la verificación de que todo el mobiliario escolar esté completo, listo y en los lugares designados, conocer a los profesores, verificar que los laboratorios estén completos y sobre todo, la gran labor para captar estudiantes al momento de abrir el colegio, en fin, que es una tarea que nunca termina.

Al comenzar, en tanto que la escuela va creando su prestigio, dando a conocer su forma de trabajo, muestra los eventos que organiza y será a través de esta forma como se irán obteniendo resultados.

Durante esta primera etapa de crecimiento, el tema de los estudiantes suele tener sus altibajos, puesto que suceden incidentes entre los chicos y no todos suelen tener el comportamiento o actitud que indican sus cartas de recomendación solicitadas al ingresar.

Poco a poco, los estudiantes se van habituando al estilo de los profesores y las formas de evaluar, y sobre todo, aquellos que se identifican de alguna forma con las características del colegio van “poniéndose la camiseta” y se va formando la identidad de su comunidad escolar.

Cuando se realizan los primeros eventos, se trata de prever cada detalle, aunque siempre hay que estar alerta, porque suceden imprevistos, como el que no llegó el encargado del sonido que se rentó, a uno de los pequeños se le olvidó algo del vestuario; en fin, hay que estar muy al pendiente de todo detalle.

eventos escuelas

Es hasta el final del ciclo que se sabe qué tan bien se hicieron las cosas, pues el final de un ciclo es la antesala del siguiente.

Si la percepción del servicio fue buena en términos de que los estudiantes completaron sus aprendizajes, que los padres de familia están de acuerdo con el cumplimiento del servicio que como escuela se les ofreció y sobre todo, que sientan que el colegio les hace una oferta de valor.

Internamente, la evaluación que se hace al personal de todos los niveles es muy importante.

Según me comentaba, en el caso de la evaluación que se hace al personal docente, deben de tener una actitud de compromiso y vocación, cosa que no siempre está presente en los docentes.

Algunos estudiaron para maestros y otros nacieron para ser maestros y en su papel como director, tiene que estar muy atento de tener a los del segundo grupo, pues se supone que en un colegio particular se debe dar algo más que lo que se ofrece en una escuela pública, hay un extra que los distingue como institución particular.

Al final de la conversación, me confirmó su intención de seguir en este puesto en tanto sea posible, ya que las recompensas al ver lo que se puede aportar a los pequeños, hacerlos competentes y ver su crecimiento, son invaluables y no te las puede dar ninguna otra profesión.

Intercambiamos tarjetas y tal vez en alguna otra ocasión nos encontremos para tener otra amena charla, porque creo que también la dirección de una institución educativa requiere de alguien que se apasione tanto como sus maestros.

Nuevas modalidades de capacitación en línea

Por mucho tiempo, la educación estuvo asociada con los lugares donde se impartía; el aula y la escuela. Cuando se buscaba un colegio para los niños o la institución para cursar los estudios universitarios, había que considerar, además de los programas, el tipo de enseñanza y la calidad académica, la ubicación del plantel. Este último aspecto podía ser determinante para la elección o bien conducir a decisiones drásticas, como una mudanza.

escuelaAún no es posible decir que las cosas hayan cambiado por completo, porque la mayoría de los cursos de la educación básica, media y superior continúan impartiéndose en planteles. Resulta comprensible y deseable que así sea, porque la escuela también cumple con una función social. En los niveles básicos, los niños aprenden a interactuar y relacionarse con personas fuera de su núcleo familiar, y en etapas posteriores, los estudiantes aprenden a colaborar y desarrollar proyectos en equipos.

Las tecnologías de la información y las herramientas digitales se han incorporado al ámbito educativo como recursos para intercambiar ideas, acceder a fuentes bibliográficas y crear nuevas vías de comunicación. Pero actualmente, también se implementan para transmitir los conocimientos que hasta hace unas décadas sólo se impartían en las aulas.

Los cursos en línea son la variante más innovadora de la educación a distancia; cabe recordar que esta última no nació con internet, sino con medios de comunicación tan antiguos como el correo, para luego volverse más eficiente, gracias a la radio y la televisión. Con la llegada de internet se dio un gran salto en la evolución de la educación a distancia; por primera vez, la comunicación se hizo de manera inmediata y hacia cualquier lugar del mundo. Pronto, los avances en materia tecnológica permitieron que tomar un curso en línea fuera una experiencia tan interactiva y práctica, como el hacerlo de manera presencial.

cursos en lineaAún no se puede hablar de que la educación virtual reemplace a la presencial y quizá no es un objetivo al cual deberíamos apuntar. Como ya mencionaba, la escuela es formativa en diversos aspectos, además del académico y es muy importante que las nuevas generaciones aprendan a vincular las herramientas digitales con su entorno. Sin embargo, los recursos en línea permiten superar obstáculos que antes apartaban a las personas de sus metas académicas o que les impedían continuar con su formación.

Anteriormente, los profesionistas que necesitaban capacitarse o especializarse, para adquirir nuevas habilidades y mejorar su situación laboral, enfrentaban la disyuntiva de frenar el desarrollo de su carrera y volver a los estudios, o seguir como hasta entonces y perder la oportunidad de superarse. En casos excepcionales, sacaban tiempo de donde podían y saturaban sus agendas con cursos y actividades laborales.

Hoy en día, los programas de capacitación en línea permiten que las personas organicen el tiempo y los horarios que dedicarán para cursar los niveles o módulos de curso; así sus demás actividades no se vean afectadas. Otra gran ventaja es que ahorran tiempo y recursos en los desplazamientos, ya que pueden seguir los cursos desde sus hogares o lugares de trabajo.

cursos

Las nuevas opciones de capacitación en línea van desde cursos de idiomas y programación, hasta especialidades, como los diplomados médicos en línea. Los requerimientos en cuanto a equipo y herramientas tecnológicas varían según el programa elegido. Tal vez no todos puedan seguirse literalmente desde casa, pero sí desde el centro de trabajo, lo cual supone ya un ahorro de tiempo e incluso de inversión en tecnología y recursos.

Tal vez el día en que podamos hacer todo por internet aún esté lejos. Pero con las tecnologías de las que ahora disponemos, tenemos recursos suficientes para aprovechar lo mejor del mundo virtual, sin desconectarnos de nuestro entorno.

Tres principios para cuidar el cerebro de tus niños

¿Sabías que problemas sociales y económicos como el desempleo, la delincuencia o la baja productividad laboral empiezan a gestarse desde los primeros meses de vida? Y ello no sólo debido a factores como la pobreza o la desigualdad, sino a las posibles deficiencias en el desarrollo cerebral de los pequeños.

desarrollo-infantil

Organismos como la Unicef señalan que la mayoría de las políticas sanitarias que se implementan para el bienestar de la infancia tienen por objetivo acabar con la mortalidad infantil y evitar que la salud y la vida de los niños se pongan en peligro por enfermedades curables. Sin embargo, no conceden la misma prioridad a los cuidados que toda persona debe recibir a lo largo de su desarrollo, para que llegue a ser un adulto sano.

Esos cuidados básicos pueden resumirse en tres principios, que seguramente ya aplicas con tus hijos, pero que desafortunadamente no están presentes en las vidas de todos los niños. Y como ciudadanos y adultos responsables, debemos hacer lo que esté a nuestro alcance para que así sea.

1. Nutrición

Una buena nutrición es fundamental para el desarrollo de todos los factores que constituyen el bienestar infantil, incluida la salud mental. Diversos estudios han demostrado que sin un niño padece desnutrición durante los primeros mil días de su vida, su cerebro no alcanzará un desarrollo normal.

Además, se debe garantizar la calidad de los alimentos que reciben los niños, evitar que estén expuestos a sustancias tóxicas y fomentar la lactancia.

2. Estimulación

Para que un niño tenga un desarrollo psicomotriz adecuado es fundamental interactuar con él desde los primeros días de vida. Incluso hay quienes hablan de la importancia de estimular sus sentidos desde que se encuentran en el vientre materno.

estimulacion

Una de las primeras prácticas que se recomiendan para la estimulación temprana es el contacto piel a piel, también conocido como método canguro. La idea es que la piel del bebé sienta el contacto directo de los padres, ya sea mediante caricias, juegos, arrullos o simplemente al cargarlo. De nueva cuenta, la lactancia es muy importante para implementar este principio, pues además de transmitir los nutrientes y anticuerpos en la leche, la madre comunica seguridad a su bebé mediante el contacto físico.

3. Protección

Este punto implica garantizar la seguridad y la conservación de la salud del niño en distintos ámbitos y niveles. En el ámbito familiar, por ejemplo, se le debe proteger contra todo tipo de abusos, hacer que se sienta querido y seguro y darle atención médica siempre que lo necesite. En relación con este último aspecto, no debemos olvidar la importancia de las revisiones médicas periódicas. En ellas se pueden detectar las enfermedades que aún no presentan síntomas, pero que pueden estar latentes. Después de una evaluación preliminar y de conocer la historia clínica del pequeño, incluidos los antecedentes familiares, el médico determinará si es necesario hacer otros estudios, que pueden ir desde los más sencillos, como una química sanguínea, hasta los más complejos, como una tomografía.

cuidado-infantil

Si procuramos que la vida de todos los niños se desarrolle bajo estos principios fundamentales, aumentaremos sus oportunidades de que tengan una vida plena como adultos.

Las profesiones, su constante actualización y evolución

Toda profesión, sea esta universitaria o técnica, requiere estar siempre a la vanguardia y conocer los últimos avances sobre la industria en que se desenvuelve.

profesionistaDe no ser así, sencillamente estaremos destinados a la obsolescencia y ante los agrandes cambios que el mundo presenta en estos momentos, sencillamente no es nada conveniente verse rezagado.

Incluso hay profesiones en las que definitivamente no es un lujo el estar informado; es requisito estarlo, ya que puedes estar fuera de la jugada.

Por ejemplo, tengo a mis tíos que son médicos y si bien son personas altamente capacitadas que tienen vida propia, noto que siempre se encuentran actualizándose.

Ya sea a través de seminarios, congresos, diplomados, a través de medios impresos como revistas médicas o buscando lo último en cuanto a libros médicos de su especialidad.

Una de las cosas que han tenido que enfrentar como personas adultas es el tema del idioma y de la tecnología.

Esto es, aprender inglés sí o sí, ya que mucho del material se presenta en este idioma y qué decir de la facilidad que se tiene a través del acceso de una computadora.

El estar conectado a internet y saberlo manejar, sencillamente te facilita y te acerca a todas las tendencias en cuestión de minutos.

biblioteca virtualSi no les es posible asistir a un congreso de forma física, ahí tienen el medio electrónico. O qué decir de la bibliografía, mucha la pueden llevar consigo en su pequeño teléfono o más cómodamente en algún computador.

Así, pueden leer libros de forma electrónica o ver videos, que parecen sacados de la ciencia ficción.

En fin, el mundo se mueve ahora a una velocidad vertiginosa y hay que estar a la vanguardia.

Otro caso similar es el que tiene mi esposo, quien es un especialista en las Tecnologías de la Información (IT). El estar al día es prácticamente su mundo, desde lo físico, como las computadoras, hasta lo intangible, como el software y todo lo que conlleva.

Así vemos en cada profesión cómo la revolución de la información y la comunicación de las nuevas tecnologías nos obliga a estar más que actualizados.

Recuerdo muy claramente cuando estaba estudiando mi carrera universitaria que, cuando terminé y me inserté en el mundo laboral, si bien salí con buenas bases, sencillamente tuve que actualizarme de muchas cosas que no se consideraban en el curriculum del plan de estudios.

Esto es lo que enfrentan los egresados, por lo que parte de su formación debe ser autodidacta; mucho de lo que les salvará en el “mundo real laboral” es el poder encontrar las soluciones ante cualquier situación que enfrenten.egresados

Ya que no tendrán al profesor enfrente para responder a las preguntas o tener una segunda oportunidad para aprobar el “examen”. Todo es en vivo y al momento. Aquí las habilidades individuales son la pieza clave para salir avante.

En fin, así las cosas con las profesiones, su constante actualización y la evolución de las mismas ante un mundo globalizado.

Además, es gratificante estar al día ¿no lo crees así?

1 2